PERIODISMO

 
El proyecto situaba la torre en el puerto de Dublín. | elmundo.es

Después de devorarme cuanto libro había en la biblioteca pública del pueblo donde crecí, llegué a la Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad de Buenos Aires. Allí pasé seis años inmersa en la vida literaria que tanto me fascinaba, todo lo contrario a la atmósfera académica de la cual logré deshacerme unos pocos años más tarde.

Luego vino el mundo editorial que no ahoga, pero convierte al libro en una mera cifra y a uno en un mero comerciante. Lo cual, me obligó a pensar "¿Qué estoy haciendo aquí?"

Hace unos diez años llegó el periodismo. Así, me convertí en una simple tuerca, consciente de ser muchas veces manipulada por un motor gigante que se mueve para engrandecer los intereses económicos de unos pocos. Fue entonces cuando me transformé en una buscadora incansable de las pequeñas grietas, muchas de ellas, apenas perceptibles, por donde es posible colar algo que huela poco a poder y a manipulación. La paga es mala y el apoyo sindical inexistente, lo que me lleva muchas veces a preguntarme: " ¿Qué hago yo aquí?"...

Todavía logro responderme: "Haciendo lo que más me gusta: investigar, conocer, preguntar, escribir...

Designed by David Martinez Moll