LONDRES | EL IMPRESIONANTE RASCACIELOS ALCANZARÁ LOS 310 METROS DE ALTURA

The Shard: El techo de Europa

  • La inauguración del espectacular edificio se prevé para antes de los JJOO 2012
  • Bancos de Qatar y Sellar Property Group han invertido unos 1.600 millones de euros
  • Su arquitecto, Renzo Piano, se ha inspirado en una cuadro del pintor Caneletto
  • La torre multifuncional albergará desde viviendas de lujo a un hotel 5 estrellas
Edificio del Banco de Nueva York en el número 1 de Wall Street. (Foto: B. Matthews)

The Shard.Recreación desde el cielo / Firma: Sellar Property Group

El Mundo.es - Londres (Reino Unido)- 15/12/2010 11:05
SANDRA SOTELO

Con una altura de 310 metros, y una inversión de 1.4 billones de libras, la London Bridge Tower, más conocida como The Shard, se convertirá próximamente en el edificio más alto de Europa.

Después de varias idas y venidas, el consorcio formado por entidades financieras de Qatar y Sellar Property Group trabaja a paso firme en la finalización de este espectacular rascacielos, que se espera esté inaugurado poco antes de las Olimpíadas de 2012.

Estructura central en forma de pirámide construida a partir de varias capas de vidrio con bajo contenido en hierro


The Shard, ubicado a pocos metros del Puente de Londres, en el lado sur del río Támesis, formará parte de un complejo mayor, el London Bridge Quarter, que contará, además de la torre, con un edificio de oficinas. Ambos estarán integrados en un mismo espacio, el cual, de acuerdo al diseño del arquitecto Renzo Piano, responsable del proyecto, transformará toda la zona en un dinámico barrio comercial.

Un “Canaletto” sustentable

Con pinceladas cristalinas, casi líquidas, Caneletto describe, en “The Thames and the City”, un paisaje londinense del siglo XVIII marcado por la presencia de numerosos pináculos que recortan el amplio cielo de la ciudad.

Precursor de la Escuela de Arquitectura de Alta Tecnología (High-Tech), integrada también por arquitectos de la talla de Norman Foster o Nicholas Grimshaw, Renzo Piano busca plasmar una estructura central en forma de pirámide construida a partir de varias capas de vidrio con bajo contenido en hierro. Esto permitirá una visión completamente clara y no de carácter verdoso, característica de muchos vidrios industriales.

La presencia afilada de The Shard en el skyline de Londres es un claro ejemplo de la evolución de la arquitectura High-Tech hacia lo que actualmente se denomina Eco-Tech –Arquitectura Sustentable-. Esto supone un esfuerzo por minimizar el impacto ambiental y el gasto energético .

Una ciudad vertical

“Lo que más me atrajo no fue la idea de construir un edificio alto sino la posibilidad de crear una torre mixta, una ciudad vertical”, así lo define Renzo Piano, quien no deja de subrayar la importancia de ver en este rascacielos “un espacio vital de intercambio”.

Este carácter multifuncional marcará un antes y un después en la historia de la construcción en altura del Reino Unido. Por primera vez convivirán de manera integral oficinas de alta tecnología, exclusivos apartamentos residenciales, un hotel cinco estrellas de la compañía china Shangri-La, comercios, restaurantes, y miradores públicos y privados, todo en un mismo espacio.

Desde los departamentos de lujos, que se esperan sean los más caros y espectaculares de Londres, se podrá disfrutar de una excelente vista a través de sus paredes exteriores completamente vidriadas. Cada una de ellas presentará persianas de tipo venecianas controladas por computadoras para evitar la entrada de rayos solares, desapareciendo con la oscuridad de la noche.

El acabado final de cada una de las viviendas será definido por sus propios dueños


El acabado final de cada uno de estos apartamentos reflejará la visión personal de quienes los ocupen, ya que serán los propietarios los encargados de decidir qué estilo presentará la residencia. Además contaran con el servicio permanente del Shangri-La Hotel, ubicado unas plantas más abajo.

The Shard es, sin duda, una de las apuestas inmobiliarias y comerciales más fuertes que ha hecho Londres en los últimos tiempos. La cual se suma a una serie de medidas de carácter urbanístico que poco tiene que ver con la crisis económica que atraviesa el país. En palabras de Irvine Sellar, impulsor del proyecto, “The Shard no sólo redefinirá la skyline de la ciudad sino que se convertirá en un símbolo para una capital que es reconocida en todo el mundo”.

Designed by David Martinez Moll